domingo, 30 de abril de 2006

Breve historia de La Plaza de Bolivar


La Plaza de Bolívar es el corazón de Bogotá, su sitio histórico por excelencia. En torno a ella fue planeada la ciudad colonial, y se le dio el nombre de Plaza Mayor, nombre que conservó hasta 1821, año en que el Vicepresidente de Cundinamarca, general Francisco de Paula Santander, la denominó Plaza de la Constitución, aunque los bogotanos siguieron llamándola Plaza Mayor. En 1846, por encargo del Presidente Tomás Cipriano de Mosquera, el arquitecto danés Tomás Reed elaboró los planos para el Capitolio Nacional, que ocuparía el costado sur de la Plaza Mayor y que sería la sede de los Poderes Ejecutivo y Legislativo.
En 1847 el gobierno del general Tomás Cipriano de Mosquera, para honrar la memoria del Libertador, dispuso rebautizarla como Plaza de Bolívar. Ese mismo año, se colocó la primera piedra del Capitolio Nacional y se inauguró la estatua del Libertador, esculpida por Pietro Tenerani y obsequiada a la ciudad por José Ignacio París. En 1850, el gobierno del general José Hilario López le devolvió el nombre de Plaza de la Constitución. Sin embargo, los bogotanos prefirieron el de Plaza de Bolívar, y así la distinguieron hasta que fue oficializado en 1878.
A partir de esta fecha las diferentes administraciones municipales trataron de embellecer la Plaza de Bolívar con todo tipo de adornos, desde jardines hasta fuentes luminosas. Las obras se reiniciaron y se desarrollaron entre 1861 y 1874, durante las administraciones de Mosquera, Manuel Murillo Toro y Eustorgio Salgar. Los planos del Capitolio sufrieron numerosas modificaciones hechas por el arquitecto italiano Pietro Cantini, por el arquitecto francés Gastón Lelarge y por los arquitectos colombianos Mariano Santamaría y Alberto Manrique Martín. El 20 de julio de 1917 se inauguró el costado sur del Capitolio, para el sesquicentenario de la Independencia, en 1960, los arquitectos Jorge Gaitán Cortés, a la sazón concejal de Bogotá, y Fernando Martínez Sanabria, ejecutaron el proyecto de remodelación de la Plaza como hoy la conocemos
-
The Seat of Bolivar is the heart of Bogota, its historical site par excellence. Around her the colonial city was planned, and the name of Greater Seat occurred him, name than it conserved until 1821, year in which Vice-president de Cundinamarca, general Francisco de Paula Santander, denominated Seat of the Constitution, although the natives of Bogota continued calling it Greater Seat. In 1846, by order of President Tomás Cipriano de Mosquera, Danish architect Tomás Reed elaborated the planes for the National Capitol, that would occupy the South flank of the Greater Seat and than it would be the seat of the Executive authorities and Legislative. In 1847 the government of general Tomás Cipriano de Mosquera, to honor the memory of the Liberator, arranged to re-baptize it like Seat of Bolivar. That same year, the first stone of the National Capitol was placed and the statue of the Liberator, carved by Pietro Tenerani and flattered was inaugurated to the city by Jose Ignacio Paris. In 1850, the government of general Jose Hilario Lopez gave back the name to him of Seat of the Constitution. Nevertheless, the natives of Bogota preferred the one of Seat of Bolivar, and thus they distinguished it until it was made official in 1878. As of this date the different municipal administrations tried to embellish the Seat of Bolivar yet type of adornments, from gardens to luminous sources. The works were reinitiated and they were developed between 1861 and 1874, during the administrations of Mosquera, Manuel Murillo Toro and Eustorgio Salgar. The planes of the Capitol underwent numerous modifications done by Italian architect Pietro Cantini, French architect Gastón Lelarge and Colombian architects Mariano Santamaría and Alberto Manrique Martín. The 20 of July of 1917 the South flank of the Capitol For the sesquicentenario of Independence was inaugurated, in 1960, the architects Jorge Courteous Gaitán, at that time councilman of Bogota, and Fernando Martinez Sanabria, executed the project of remodeling of the Seat as today we know it

3 comentarios:

rapsoda dijo...

Me llama algom la atencion y es que en las fotos antiguas que hay de la plaza de Bolivar habia algo así como parqueaderos... ¿qué hay de eso?

Luis Trejos dijo...

Gracias por el comentario rapsoda, parqueaderos como tal no existian en la plaza de Bolivar, lo que sucedia era algo similar a lo que pasa en la actualidad: los camiones que hacian acarreos, transteos y viajes expresos se estacionaban donde se les antojaba para esperar el cliente de turno, con la diferencia de que en esa epoca eran muy pocos los vehiculos que transitaban la ciudad. Hasta el año de 1960 se abolio esta nefasta constumbre, gracias al cerramiento vehicular interno que existia en la plaza, el corredor vehicular externo aun existe con el consabido problema de los carros estacionandose donde quieren... la historia se repite.
Un cordial saludo.

Juan Vela dijo...

Hola Luis, que buen blog. Una pregunta, la foto en blanco y negro de la plaza de bolivar (pzaboli0) en esta pagina de que libro la sacaste?, me gustaria tenerla en resolucion mas alta.