sábado, 1 de abril de 2006

El fin del tranvia


El 9 de Abril de 1948 comenzaron a desaparecer para siempre del paisaje de la ciudad esos testigos y compañeros de días de trabajo y noches de bohemia, convertidos ahora en mensajeros de cólera. Se fueron con el humo del odio. Suenan los últimos tiros. La ciudad, arrasada por el fuego, recupera el orden. Al cabo de tres días de venganza y locura, el pueblo desarmado vuelve al humilladero de siempre a trabajar y tristear

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno, es curioso de la manera que vine a parar aqui. Me parece muy interesante tu blogs, contiene mucha informacion, para alguien que esta lejos de casa. Gracias.
Un abrazo

Bernardo Barrera dijo...

Que lastima que esto se halla perdido... siempre querre montar en tranvia por la Jiménez.

me dijo...

:)