domingo, 21 de mayo de 2006

Breve historia del Parque Nacional


En 1932, durante la administración del presidente Enrique Olaya Herrera, el Ministro de Hacienda, Esteban Jaramillo, adelantó las gestiones para adquirir los terrenos donde se implementaría un gran parque nacional, pulmón principal de la capital.
Los terrenos escogidos fueron los de la finca El Tejar de Alcalá, parte de los de la Hacienda de La Merced, y los de la familia de Francisco Montaña.
Cuenta con 283 hectáreas y con alturas comprendidas entre los 2.600 y los 3.154 metros de altura.
Es el segundo escenario en antigüedad de los que subsisten en la Ciudad Capital y es sin duda ejemplo, fuente de inspiración y estereotipo de los parques bogotanos, siendo por su rica herencia y tradición, el más importante de su género.
Arriba de la kr. 5 funcionó en una época (años 60 – 70) un parque de diversiones con rueda panorámica, carruseles y otras atracciones mecánicas, además de un pequeño zoológico, los cuales salieron del servicio al ser trasladados al parque Distrital del Sur y Santa Cruz (animales), respectivamente.
El sector occidental concentra los valores históricos, culturales y recreativos: teatro infantil El Parque, canchas de fútbol, microfútbol, tenis, voleibol, baloncesto y hockey.
El sector oriental, comprendido entre la Avenida Circunvalar y los Cerros Orientales está provisto de gran biodiversidad en flora y fauna, abundantes fuentes de agua y generosa arborización, predominando los bosques de eucaliptos, acacias, urapanes y cipreses
Sus extensos jardines, grandes árboles y notable frescura y tranquilidad, invitan al reposo y al recorrido por cada recodo del parque coronado por una rotonda enmarcada por caminos de enredaderas y un bello jardín en su parte central, ante la imponente tutela de los ya próximos cerros orientales.
Uno de los puntos más tradicionales es la fuente y escultura al líder liberal Rafael Uribe Uribe, elaborado con un gusto excepcional por el escultor italiano Vittorio Macho en 1.940 y acompañada por obras más recientes convirtiendo a este escenario en un arbóreo museo al aire libre.
El Parque fue inaugurado en 1938 y se le dio el nombre de Parque Nacional Enrique Olaya Herrera, como homenaje al presidente que hizo posible su realización.

6 comentarios:

lacuestión dijo...

Al fin encuentro un blog con algo constructivo. Felicitaciones, viejo man.Trabajamos en uno que se llama lacuestión (www.lacuestion.blogspot.com). De veras que me ha parecido interesante el blog de ustedes, entre tanta basura y cosa podrida que hay en internet.

Luis Trejos dijo...

Gracias por el comentario lacuestion, esa es la idea, plantar una semilla de interes en quien nos visite.
Un cordial saludo

vs. dijo...

No ha pensado en colaborar en el
http://www.bogowiki.org/ ?

En verdad que están muy interesantes los artículos.

Saludos,

Luis Trejos dijo...

Gracias por el comentario vs, no conocia la pagina hasta hoy que me la referenciaste.
Un cordial saludo

rapsoda dijo...

Sé que mi bitacora podría estar dentro de lo que dice el primer comentarista de lo podrido del internet.. pero bueno... me llama ala tencion ver que hay detras de cada sitio caracteristico de mi ciudad y ni idea de que en el parque nacional habia existido alguna vez un zoologico... ¿era cubierto?

Ennio Prada Madrid dijo...

Arboles del Parque Nacional.

Pasivos y majestuosos se asoman los centenarios seres gobernantes de otros tiempos.
Las cicatrices que deja el paso del eterno devenir cubren absolutamente su piel.
Las tonalidades y sus fragancias evocan la belleza y perfeccion de un ayer olvidado.
Testigos silenciosos y complices de innumerables escenas de la realidad urbana, han establecido una relacion de simbiosis con los implacables verdugos de su propia existencia.
El estudiante, el gay, la vendedora, el vigilante y el transeunte comun son acompañados en su paso por el parque por las germinaciones de legendarios emperadores de la escencia de la vida misma.

Ennio Prada Madrid
Ver: http://www.geocities.com/ennioprada2000/Presentaciones.html