martes, 27 de junio de 2006

Breve historia de la Quinta de Bolivar


Edificada en las estribaciones de Monserrate por José María Portocarrero, y conocida hasta los albores de la República como Quinta Portocarrero, esta acogedora casona santafereña fue adquirida en 1821 por Tiburcio Echeverri por encargo del Vicepresidente de Cundinamarca, general Francisco de Paula Santander, para obsequiarla al Libertador Simón Bolívar.
Por escritura pública, el Libertador donó la finca “al mejor amigo que tengo en Bogotá”, el distinguido ciudadano José Ignacio París, quien a la muerte de Bolívar tomó a empeño convertir la quinta en un lugar donde se conservaran los objetos que sirvieran para recordar y honrar la memoria del gran hombre.
La estatua que París le contrató a Pietro Tenerani y que en la actualidad se encuentra en la Plaza de Bolívar, estaba destinada para los jardines de la Quinta de Bolívar.
En 1919 el gobierno nacional adquirió la Quinta y la consagró como monumento nacional y casa museo

No hay comentarios.: