viernes, 8 de septiembre de 2006

Bienal de Arquitectura rinde homenaje a Bogotá como megalópolis

Cuatro ciudades de América Latina, Caracas, Bogotá, San Paolo y Ciudad de México, figuran entre las 16 grandes megalópolis invitadas a la 10 edición de la Bienal de Arquitectura de Venecia, que abre sus puertas al público el próximo domingo bajo el lema ''Ciudad, arquitectura y sociedad''.
Las ciudades escogidas son lugares en los que palpita la mutación urbana global y constituyen un abanico de todas las condiciones urbanas contemporáneas.
La primera Bienal de Arquitectura en 20 años dedicada al papel de la ciudad es ante todo un viaje por los cinco continentes, por sus urbes más emblemáticas, desde la tecnológica Shanghai y la pobladísima Tokío hasta la equilibrada Londres o la "accesible" Bogotá.
Es una exposición para estudiar más que para ver, e invita a la ciudad de las aguas a importantes sociólogos, reconocidos urbanistas y populares administradores locales para que reflexionen sobre el vínculo que existe entre la arquitectura y la sociedad.
Para ilustrar los desafíos del crecimiento urbano en América Latina, se han identificó cuatro ciudades ejemplares por su capacidad de innovación, de cambiar y de tomar decisiones que las han transformado.
Esta Muestra se inicia con una descripción de las ciudades del mundo y termina con un desafío a ellas: contribuir a cambiarlo''.
La construcción en Sao Paolo de 100 escuelas públicas terminó por reducir el nivel de criminalidad de la ciudad.
Bogotá por haber transformado su movilidad, al cerrar calles enteras y reservarlas sólo a peatones, crear pistas para las bicicletas e introducir el sistema de buses llamado ''Transmilenio''.
La defensa del ''derecho universal del uso común'', es decir del llamado espacio público, es considerado clave para las experiencias vividas por Caracas, Ciudad de México, Bogotá y San Paolo para integrar al más pobre y al diferente.
Escuelas, bibliotecas, centros de deportes y artísticos transformaron la vida de sus habitantes y su modo de relacionarse con la ciudad.
Indicativa la presentación para cada metrópoli. Ciudad de México: ''¿Crecimiento ilimitado?''; Bogotá: ''La ciudad accesible''; Caracas: ''Modernidad e informalidad''; San Paolo: ''Un motor en el Nuevo Mundo''.
Preocupados por las estimaciones que indican que en el 2050 el 80% de la población del planeta vivirá en ciudades, importantes arquitectos, desde la innovativa iraní Zaha Hadid hasta el renombrado Norman Foster, pasando por los italianos Renzo Piano y Massimiliano Fuksas, se interrogarán en debates y mesas redondas organizados durante los dos meses del certamen sobre el nuevo modelo de metrópolis que está emergiendo en el globalizado siglo XXI.
En los magníficos y amplios espacios expositivos del Arsenale, la antigua fábrica de barcos venecianos y en los pabellones nacionales de Jardines, se desarrolla la enorme exposición, que se cerrará el próximo 19 de noviembre, tras haber convocado la flor y nata de la arquitectura mundial.
En 3000 metros cuadrados, repartidos por bloques, desfilan las imágenes de las 16 megalópolis, con sus datos estadísticos, fotografías de autor, tomas desde satélites con sus colores verdes y rojos, proyectos arquitectónicos realizados o por hacer y gráficos tridimensionales.
A la entrada, en un moderno anfiteatro, se proyectaran continuamente imágenes de las grandes capitales del mundo escogidas y una sala con maquetas blancas con picos montañosos indicaran la impresionante densidad de cada urbe.
Notable el de Ciudad de México, la segunda ciudad más poblada del mundo después de Tokío con 35 millones de habitantes.
Además de las cuatro capitales latinoamericanas, se puede admirar el crecimiento de Los Ángeles y Nueva York en las Américas, de Shanghai, Bombay y Tokío en Asia, Johannesburgo, El Cairo en África y Estambul en el Mediterráneo, de Londres, Barcelona, Berlín y Milán en Europa.
Unos 50 pabellones nacionales expondran en los Jardines y por primera vez la Bienal se extenderá a Sicilia, para ilustrar el papel de la ciudad-puerto.

No hay comentarios.: