miércoles, 5 de septiembre de 2007

La ganadería en la Colonia


A pesar de la marcada preferencia de los españoles por la ganadería frente a la agricultura, la producción de carne en la Sabana fue insuficiente durante todo el período colonial para abastecer la demanda de Santafe.
Las condiciones favorables de la Sabana no fueron suficientes para incentivar una ganadería apreciable. Los bajos requerimientos de mano de obra y la existencia de grandes extensiones con pastos, también en abundancia, no alcanzaron a contrarrestar las condiciones adversas del mercado.
Adicionalmente, merece destacarse la tendencia cultural del español hacia la ganadería. A los ojos peninsulares la ganadería tuvo siempre un prestigio mayor que la agricultura, oficio manual propio de plebeyos y moros.

Durante toda su historia Santafé tuvo que apelar a la importación de ganados de la provincia de Neiva y más específicamente de Timaná. No obstante, este problema se agudizó porque muy pronto las provincias empezaron a mostrarse renuentes a venderle carne a Santafé. Otro factor que también afectó seriamente la producción ganadera en la Sabana fue el control de precios, que en muchas ocasiones se mostró tan rígido e inflexible que desalentó la producción.

La inclinación española hacia la ganadería se concentró en la cría de ovejas. No olvidemos que desde mucho antes del descubrimiento de América la cría de ganado lanar fue probablemente la línea más rica y próspera de la economía peninsular. Este fenómeno tuvo una clara razón de ser. Los avances y retrocesos propios de la lucha secular de los cristianos españoles contra los invasores moros constituían un factor desestimulante para las labores agrícolas, debido a que quien las emprendía estaba corriendo el grave riesgo de tener que ceder al enemigo, en virtud de los azares de la guerra, sus cultivos y cosechas.
Por el contrario, el ganado ovino permitía a sus propietarios una extraordinaria movilidad que los ponía a salvo de los ya descritos peligros que acechaban al agricultor. Estos elementos explican la pujanza y la prosperidad que alcanzó la producción de ganado lanar en España, y especialmente en Castilla, donde la Mesta (nombre que se le dio a la agremiación de grandes criadores de ganado ovino) fue sin duda alguna el más poderoso grupo económico de la península.

En la Sabana se extendió notablemente la cría de ovejas, pues además de los bajos requirimientos de mano de obra permitía utilizar un subproducto bastante importante: la lana.
Este
producto fue introduciéndose como materia prima de los tejidos poco a poco, de manera que logró extenderse y crear un cambio radical en la vestimenta indígena y mestiza. Reemplazó el algodón como materia prima, y a la manta por la ruana de lana. Así fue creándose una difundida demanda que permite entender el predominio de las actividades ovinas sobre las vacunas. Además, la utilización de la lana permitía circunvalar el principal obstáculo de la ganadería vacuna, es decir, el control de precios que actuó como depresor de la actividad.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

muchas gracias por la imformacion detallada creo que si isieran mas paginas de estas no s facilitarian la tarea

Anónimo dijo...

Muy buena información! Esto me va a servir muy bien en mi trabajo práctico!!! Muchas Gracias!♥

Anónimo dijo...

esta muy bien esta información pero si ubera mas informacion seria mejor