viernes, 12 de octubre de 2007

La pequeña y mediana propiedad


Diversas circunstancias operaron para que desde comienzos del siglo XVII empezara a ser notoria la presencia de la mediana propiedad no indígena. Entre otras, pueden señalarse las siguientes:

- Inmigración de blancos pobres
- División parcial y por retazos de haciendas
- Mercedes de tierra de mediana extensión
- Reemplazo de la producción agrícola de los indios.

Los hacendados utilizaron pequeños globos de terreno como fuente de financiación y pago de servicios. (Ya se mencionó la costumbre de dar pedazos de tierra a manera de dote). Otros los utilizaron como pago o regalaron parcelas a subordinados o empleados fieles.
A comienzos del siglo XVII (1606), con motivo de una escasez de carne, se mandó hacer una relación de pequeñas estancias con fines de requisición. El resultado fue una especie de censo de pequeñas propiedades en la Sabana. En total se contabilizaron 86 labradores.

LUGAR

NUMERO

Suba
Sopó
Guasca
Guatavita
Chocontá
Simijaca, Fúquene
Nemocón
Cajicá, Tabio, Cota y Chía
Tunjuelo, Bosa y Fontibón

2
6
16
2
2
10
6
10
38

Los niveles inferiores de la tenencia de tierras, tal como son percibidos y clasificados en la época colonial podrían definirse así:

Estancieros: propietarios medios
Labradores y cosecheros: pequeños propietarios.

Este segmento de propietarios empezó a aumentar durante el siglo XVII y a diversificar la tenencia de tierras. Serán los saturadores del espacio físico en la Sabana y los encargados de la expansión de la frontera, durante la época de auge en las transacciones, y posteriormente en el período de estancamiento (1660 1770).
Los blancos pobres y los labradores mestizos empezarían agrupándose alrededor de los pueblos de indios y los resguardos. Las visitas sucesivas mostrarán este fenómeno; también los juicios por conflictos alrededor de la tierra.
El
paulatino desmoronamiento de la organización indígena llevaría a una mayor cantidad de indígenas a destribalizarse, huir a las obligaciones del tributo y empezar a mestizarse. Este mestizaje progresivo, que comenzó a incrementarse a partir de la segunda mitad del siglo XVII, llevó consigo la adopción de un status campesino, es decir, de la pequeña producción agrícola individual.
Otro contingente, integrado por indios desposeídos de tierras y de sus vínculos de parentesco, establecería relaciones de arriendo con las haciendas.
Desde las primeras décadas del siglo XVII, pueden verse casos en los cuales los hacendados otorgan tierras a los indios dentro de sus dominios, con el permiso de sembrar maíz, como una forma de retención laboral. Este ofrecimiento como estrategia de la hacienda contiene el germen de la relación de arriendo.
Para fines del siglo XVIII la proporción indios-mestizos, según las visitas, ya se había invertido. La Sabana empezó a tener una cierta saturación demográfica que posiblemente estaba sustentada en parcelas no muy grandes.
Un documento de 1780 hace notar el exceso de población y sugiere una colonización de las laderas y provincias vecinas.

Esta mayor presencia de la pequeña producción no significó, sin embargo, un cambio sustancial en la tenencia de la tierra o en la estructura de la población. Es
evidente que la relación entre tierra y población era en extremo inequitativa. Entre el 80% y el 90% de la población de la Sabana tenía acceso solamente a una proporción de tierra que podría calcularse entre el 10% y el 20% del total.
Por otra parte, entre el 60% y el 70% de la tierra pertenencia al 2% de los propietarios.
Como bien se puede observar, no es mucho lo que ha cambiado a la fecha la tenencia y distribución de la tierra.

2 comentarios:

janeiris dijo...

Hola ,en Bogota que clase o tipo de razas existe? me quede muy interesada por lo q escribes, Saludoss

Luis Trejos dijo...

Gracias por el comentario Janeiris, sobre tu pregunta te puedo decir que en Bogotá habitamos todas las razas habidas y por haber; la ciudad por su propia naturaleza cosmopolita ha sido receptora de varias oleadas de inmigrantes de diversas partes de colombia y el exterior.
El mestizaje es en Bogotá, al igual que en toda la América Latina la base de todas las razas.
Un cordial saludo